Posteado por: Roberto | enero 25, 2012

Mapa solar de Argentina

Es un proyecto que medirá la radiación en toda la superficie nacional.

Así como para obtener la superficie de una figura geométrica primero es necesario conocer la fórmula; o para jugar un deporte, antes es preciso saber sus reglas; para utilizar la energía proveniente del Sol es fundamental conocer cuánta radiación llega a las diferentes regiones del país para instalar el equipamiento que la tendrá como insumo en la zona que resulte más propicia para ello.

El Grupo de Estudios de la Radiación Solar (GERSolar) de la Universidad Nacional de Luján (UNLu) puso en marcha un proyecto que instalará 40 estaciones con equipamiento para medir la radiación solar, lo que posibilitará un mejor aprovechamiento de esta fuente de energía renovable a la hora de instalar desde un calefón solar en una casa hasta plantas generadoras de energía eléctrica. De este modo, junto al Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA) y la petrolera YPF, la UNLu pretende recuperar y mejorar la vieja red solarimétrica desmantelada en los ’90 debido a la escasez de recursos económicos y la consecuente falta de mantenimiento. La nueva red medirá tres tipos de radiación: global, directa –será la primera vez que se mide masivamente– y difusa.

 “La energía que llega del sol es gratis y limpia, pero por cada metro cuadrado se obtiene apenas un kilovatio en el mejor de los días, por lo que se precisan áreas de colección muy grandes para generar potencia. Por eso, es mejor utilizar la radiación que viene directamente del sol, que provee una mayor densidad de energía”, explicó el doctor en Ciencias Aplicadas Hugo Grossi Gallegos, miembro del GERSolar.

 Además de montar las estaciones, se instalará un laboratorio para la calibración de equipos y otro para el análisis de imágenes satelitales, que permitirá estimar la radiación en las regiones donde no se mida. El proyecto se realizará gracias a un subsidio del Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva de la Nación.

En la estación emplazada en la UNLu también funciona un equipo que mide la radiación directa y difusa. “Tiene un GPS que sigue todo el día la ubicación del sol para medir la energía directa; y una especie de bola que tapa el sol para medir lo que viene del resto del cielo, llamada radiación difusa”, describe Grossi Gallegos.

“Conocer estos datos sirve, por ejemplo, para instalar una planta generadora de energía eléctrica, para poner paneles fotovoltaicos en casas alejadas de la red de tendido eléctrico, o para los agrónomos que necesitan saber cuántas horas de sol necesitan los diferentes cultivos”, enumera el director del GERSolar, Raúl Righini, también doctor en Ciencias Aplicadas.

Para Grossi Gallegos, hay dos grandes desafíos en este proyecto: la instalación de los equipos y el mantenimiento de la red una vez terminado el proyecto, tras los cuatro años pautados para su realización.

Otro proyecto del GERSolar es calcular cuánto dinero se ahorraría utilizando un termotanque híbrido, que funcione a gas y a energía solar, en vez de un dispositivo convencional (sólo a gas). El termotanque se instalará en el techo de la biblioteca de la UNLu, antes de fin de año, y los datos obtenidos permitirán calcular el ahorro para cada región del país mediante el atlas solar.

Respecto a la red solarimétrica, en 2013 se empezarán a instalar las estaciones y a construir los laboratorios. “Las regiones que más interesan son el Oeste y el Noroeste del país, en general, las zonas con mayor radiación, pero está previsto montar también estaciones en otras regiones”, concluye Grossi Gallegos. <

Sigue el segundo adicional

Las implicaciones sociales y religiosas que tendrían la supresión del segundo adicional que permite mantener la hora sincronizada con la rotación de la Tierra, fueron determinantes para aplazar hasta 2015 la decisión sobre su eventual eliminación, según admitió, sin mayores explicaciones, la Unión Internacional de Telecomunicaciones. Hasta ahora, es la “hora solar”, marcada por la rotación de la Tierra y su órbita alrededor del Sol, la que mide el tiempo. Pero los terremotos y otros eventos disminuyen la velocidad de rotación del planeta; de ahí la necesidad de agregar periódicamente un segundo a los relojes atómicos.

Fuente

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: